Cómo mejorar el trabajo en equipo con el framework SCRUM


Motivar y trabajar coordinadamente con tu equipo de trabajo, siempre ha sido un reto. Pero la pandemia ha traído un reto aún más grande: mantener una buena comunicación y un buen ritmo de trabajo a la distancia.


Es por eso que hoy te enseñamos una de las técnicas para manejo de equipos de trabajo que en REWORTH, hemos implementado y que nos ha servido para trabajar de manera más coordinada y veloz.


Se llama SCRUM, un término curioso, que muchos aseguran tiene su origen en una formación que se realiza en el rugby, para extraer una pelota sin tocarla con las manos. Pero a inicios de los 90's fue aplicada a un framework o esquema de trabajo, para ayudar a los equipos de diferentes organizaciones a generar soluciones de valor que se adapten a un problema complejo.


En esta nota te diremos los puntos más importantes para que comiences a aplicar este framework.


Lo primero a tener en cuenta, son los roles que debe haber para un correcto seguimiento del SCRUM:


  • Se requiere un SCRUM Master que creará un ambiente donde:

  • Exista un Product Owner o un Dueño de Producto, quien ordenará el problema a resolver en un Product Backlog, es decir un listado con los acciones necesarias para darle solución al Product Goal (la meta)

  • Luego está el equipo del SCRUM, quienes harán una selección del trabajo de valor que se puede hacer para resolver ese listado durante un Sprint (después explicaremos este término).

  • Además del equipo Scrum, están los stakeholders, (el resto del equipo interesado en llegar al Producto Goal), quienes evaluarán los resultados y ajustarán las acciones para el siguiente Sprint y para volver a realizar un nuevo Sprint.




Ahora bien, ¿qué es un Sprint? Los Sprint son periodos de tiempo corto, usualmente dos semanas, donde el equipo de trabajo puede llevar a cabo las tareas que ha desarrollado para resolver el Product Backlog y llegar al Product Goal.


Esta forma de trabajo, permite seccionar un problema grande, en varios pasos y estos a su vez en tareas que cada equipo de trabajo o persona, puede resolver en un periodo de tiempo corto. Para después evaluar el avance, ajustar de ser necesario y concentrarse en las tareas del siguiente Sprint.


¿De qué sirve trabajar de esta forma?


¿Alguna vez te ha pasado que piensas que todo tu equipo de trabajo tiene la misma idea en mente y cuando se reúnen resulta que cada quien trabajó en algo totalmente diferente? Pues bien, trabajar de esta manera le permite a todo el equipo tomar conciencia de cómo su trabajo afecta el trabajo de otros y cómo puede mejorar el suyo. Por eso, son esenciales 3 acciones:


Transparencia


Uno de los principales objetivos de este proceso de trabajo, es la visibilidad, por lo que es de suma importancia ser transparentes con los objetivos, con los logros y con los errores, pues de esta manera se puede aprender y tomar las medidas necesarias a tiempo.


Revisión


El tener checks con todo el equipo frecuentemente, dará el tiempo suficiente para localizar pequeños problemas que pueden convertirse en problemas más grandes.


Adaptación


Para esto, requerimos humildad. Aceptar que tal vez nuestro primer acercamiento a la solución de un problema, no está funcionando y optar por empezar desde otro punto. Y con esto adaptarnos a un nuevo backlog. O tal vez el problema cambió y es necesaria otra solución.


Estos son los conceptos básicos para poder iniciar un trabajo con la metodología SCRUM. Como podrás haber notado, esta metodología, permite estar más al pendiente de cambios y problemas que surgen con un equipo de trabajo. La revisión diaria en juntas muy cortas es muy valioso y efectivo.


En REWORTH, al iniciar con esta forma de trabajo, había juntas diarias, que después de convirtieron en juntas más concisas, 3 veces a la semana, con miembros del equipo que tenían más conocimiento sobre las tareas del resto del equipo, para evitar que las juntas fueran largas y poco productivas. Adicional a estas revisiones, hay revisiones quincenales,mensuales y cuatrimestrales, para asegurar que todos vayamos por el mismo Product Goal y nuestro trabajo agregue valor a la meta que queremos lograr.


Para ahondar más en el tema, los creadores de la metodología SRUM, elaboraron una guía en el 2010, que define el propósito, definición, teoría, valores, eventos y demás información relevante para llevar a cabo este proceso de trabajo.


Espero que te haya servido y de ser así, nos ayudarías mucho compartiendo este artículo. Si es de tu interés, tenemos algunas vacantes aquí.


Y por último te invitamos a escuchar nuestro podcast Emprendizaje.