• Sandra Sanmar

De fan de los videojuegos a líder de Data Science

Actualizado: hace 4 días



Los inicios de Yecely Díaz, nuestra líder de Data Science en REWORTH estuvieron en los video juegos. Ella quería estar lo más cerca posible de la creación de uno y estudiar informática era uno de los caminos. Sin embargo, como todo plan en la vida, terminó en un lugar diferente al esperado. Pero lejos de significar melancolía para Yesi, como le decimos cariñosamente todo el equipo, ella porta orgullosa la bandera de programadora y científica de datos.


“Yo amo programar, si no fuera por la parte que todos tenemos responsabilidades, facturas y demás, lo podría hacer por hobby”.


“Creo que estoy en el momento adecuado en mi carrera, estoy disfrutando muchísimo lo que hago”.


Ella me cuenta que ha sido muy afortunada durante su carrera, ya que contó con el apoyo de sus padres y durante su carrera profesional ha estado en equipos que no ven el género como una razón para distinguir si alguien está capacitado o no para hacer un trabajo. Sin embargo, ella sabe que “la ha tenido fácil”. Que comparado a lo que muchas compañeras en el mundo de la tecnología han sufrido, ella “corrió con suerte”.


“¿A poco las mujeres saben programar?” Son algunos de los comentarios, desatinados por ponerlo amablemente, que han llegado a sus oídos. Y es por la consciencia de que existe machismo y misoginia en la industria tech, que ella en su rol de líder ha implementado una cultura de inclusión.


“Trato constantemente de que adonde vaya, hable de inclusión, hablemos de respeto”.


Yesi, continúa su relato por su paso como estudiante a profesional y enfatiza en la poca información que había sobre las carreras, aunado a un ambiente hostil para las mujeres.


“Recuerdo que cuando estudié mi licenciatura en Informática, en un grupo de 45 alumnos éramos 3 o 4 mujeres, de las cuales nos graduamos 2. En la maestría, 13 alumnos, 2 mujeres y solo yo me gradué”.


De su estancia en la maestría, sale un relato, sobre una alumna que queda embarazada y por la poca flexibilidad de la escuela no termina sus estudios. Y es que cuando un estudiante va a ser papá, sus estudios puede no verse tan afectados por ello, porque ante la sociedad, las mujeres son la responsables de la crianza de los hijos. Pero cuando una mujer quiere ser madre tiene que elegir entre su maternidad o su carrera profesional, porque las escuelas no toman en cuenta las diversas situaciones que atraviesan sus alumnos, obligando a muchas mujeres a desertar.


Y lo mismo pasa cuando quien toma las decisiones solo representa a una parte de la población y no hay un balance en la representación de los problemas e inquietudes de todes.


“He estado en equipo en los que soy la única mujer y en niveles hacia arriba, sigo siendo la única”.


De ahí la importancia de tener un liderazgo inclusivo y la gran labor que líderes como Yecely están implementado en REWORTH y cada vez más empresas mexicanas.

188 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo