top of page

Marketing emocional en Navidad: conecta e incrementa tus ventas

Para entender qué es el marketing emocional, primero tenemos que hablar sobre qué es una emoción. Bueno, la palabra emoción según la RAE significa “Alteración del ánimo intensa y pasajera, agradable o penosa, que va acompañada de cierta conmoción somática.” Traducción: una emoción es un estímulo en el cerebro ya sea positivo o negativo. Ahora bien, ¿cómo conectamos una emoción a una marca?


Los humanos estamos hechos de historias y de experiencias que además son imprescindibles para convertirnos en eso, humanos. Cuando una marca logra vincular a sus usuarios con ella gracias a un nexo afectivo y emocional, está conectando con nuestras necesidades. Una marca entonces, puede llegar a humanizarse cuando el equipo es capaz de sentir la marca como propia y de alguna manera logra transmitir esto a los usuarios finales a través de campañas de Marketing Emocional. Y es cuando nos encontramos con otro término… las famosas “lovemark” que ahondaremos en ellas en otro blog.


Ahora imaginemos todas estas emociones, conexiones, experiencias e historias pero en Navidad, ¡qué tal!. El entusiasmo Navideño es de lo más contagioso y además está comprobado que la mayoría de nosotros asociamos la Navidad con alegría y nostalgia y ¿adivina qué? las compras también generan dopamina y con ello, un proceso psiconeurológico complejo pero que al final es satisfactorio.


Navidad + compras = felicidad extrema


La experiencia de compra en Navidad es memorable para muchas personas y sin duda, esto genera un impacto positivo para las marcas. Así que ¿qué estás esperando? Esta Navidad utiliza el marketing emocional para crecer tus ventas y tu posicionamiento. ¿Necesitas una idea? ¡Regala ahorro con cashback! Definitivamente comprar más por menos se quedará grabado en la mente de tus clientes.


Crea tu propio programa de recompensas cashback con el presupuesto que tu decidas.


Comentários


bottom of page