• Sandra Sanmar

Lo que la situación de Oaxaca nos dice del presente y futuro de las Fintech

Oaxaca, conocida por sus tradiciones, gastronomía y la calidez de su gente, cuenta con poco más de 4 millones de habitantes y alrededor de 1.8 M de personas económicamente activas.


Además es el Estado con más municipios, en total 570.


Sus principales actividades económicas son el turismo, comercio, construcción, industria de plástico y hule, servicios inmobiliarios y de alquiler, servicios educativos y sector terciario.


En el último par de años Oaxaca ha aparecido con más fuerza en el radar de inversionistas extranjeros, que vienen a explotar el turismo, la arquitectura, las tradiciones y la biodiversidad que ofrece el Estado. Es muy común estos días, caminar por el Centro de Oaxaca y encontrar un nuevo hotel, restaurante, mezcalería, galería y servicio de turismo. La gentrificación comienza a ser más pronunciada y turistas de todo el mundo se pasean por las calles coloniales de Estado todo el día, todos los días.


Se puede decir con seguridad que el Estado seguirá creciendo económicamente, sin embargo, la inclusión financiera avanza despacito.


De acuerdo con la Política Nacional de Inclusión Financiera el 65% de localidades de Oaxaca no cuenta con infraestructura del sistema financiero.


Para tener acceso a tu dinero en Oaxaca hay que salir de casa y buscar la sucursal más cercana que puede quedar a unos 4 kilómetros si bien nos va.


Probablemente esto no represente un problema inmediato para los oaxaqueños ya que muchos no están bancarizados. Y digo inmediato porque el no estar bancarizados representa un problema más grande a futuro, pero eso es una reflexión aparte.


El problema actual es para el turismo y los miles de comerciantes de Oaxaca. La necesidad de efectivo, transferencias, pagos con tarjetas, simplemente la opción de poder comprar y pagar con facilidad hace que la economía de Oaxaca y del resto de los Estados de la República, se fortalezca, diversifique y pueda crecer al ritmo de las metrópolis.


Pero este problema, de la falta de acceso a servicios bancarios, ya tiene solución, solo es cuestión de ponerla en marcha, no sólo en Oaxaca sino en todos los Estados con el mismo problema.


Soluciones como Spin by Oxxo que permite enviar y recibir dinero, acceder a una cuenta y tarjeta de débito.


Cashi de Walmart que permite pagar servicios, compras y controlar tus gastos desde cualquier sucursal de Superama, Bodega Aurrera, Sam 's Club y Walmart con el celular.


Y no se diga de todas las fintech que hoy se concentran en la Ciudad de México, pronto podrán dar solución a un problema que va más allá del rezago de servicios financieros en México y ser parte de la solución al crecimiento económico de todo el país.




40 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo